Reseña de ‘La luz en su ausencia’, Montserrat Durán Albareda.

Espléndida novela con base histórica y con protagonistas que la hicieron posible, gracias al esfuerzo en investigación de la autora y de otros muchos que fueron testimonio de esos años grises, casi congelados, de una parte de aquellos que tuvieron que huir de España en 1939. Los que aquí descubrimos vivieron en Praga, después de largos recorridos, siempre inciertos y provisionales y allí llegaron de la mano de la organización del Partido Comunista en el exilio. La novela cuenta a la perfección el momento político donde fuere la acción y las vidas de esos tantos muchos. Pero eso no sería tan potente si no fuera por el gran relato atmosférico que es esta historia. La escritura de Encarna Castillo se ha empapado de ese embrujo nostálgico, tan significativamente centroeuropeo, en la literatura y las artes. Porque, aunque está escrito en primera persona ─una niña del exilio español que llegó a Praga con 13 años─ ya es, aunque no quiera, profundamente checa. Su mirada ha aprendido a ser la de una praguesa más. Y porque la mayor parte del relato lo es de esa Praga que conoció en 1948 y nunca más abandonó. Ubicada en la colonia de españoles de esa ciudad, ante ella se desplegará un mundo utópico en el que la protagonista ahora mismo está haciendo recuento. Su relato es reflexivo, ha madurado a base de tropezar con todas las contradicciones culturales que supuso el desraizamiento ─ y las que ya llevaban y arrastraron los padres: el patriarcado, el chisme…─ pero también las contradicciones que vivieron todos los países satélites de la Unión Soviética hasta su desmoronamiento. Medio siglo de historia de Europa en sutiles pero sentidas vivencias de una mujer que ahora mismo está escribiendo, recordando, rememorando todos esos años porque necesita alejarse de otros duelos que, aunque menores, están siendo una despedida a este convulso mundo que le tocó vivir.

¡Cuánta historia y cuántos personajes históricos! Evidentemente nos quedamos con Teresa Pàmies (1919-2012); claro, la conocimos; ella volvió de allí y sabemos de su obra literaria. Aquí, sin embargo, le conocemos aspectos biográficos que no sabíamos y el retrato saliente nos impresiona. Es de esas ocasiones que te abruman porque quién es nadie para juzgar a quién le ha tocado vivir esa vida tan poco común, y más siendo mujer… Teresa Pàmies: Esperanza Rico en México, entre 1943 1946, más o menos (qué interesante todo el capítulo 6, pg. 62 a 73: acogida por el dictador Trujillo, la Operación Gnomo), y más tarde sabemos de su hijo Tomás, (que apellidará como ella) … 

Me ha gustado mucho ese saber estar detrás de la historia, buscando sólo algo casi transparente con que hilvanarla: una chica que fue vecina y amiga de Teresa, muda de nacimiento; escuchar, cómo Encarna ha escuchado a sus testimonios. Ese saber ponerse detrás de la historia, con una distorsión mínima de los hechos para lograr contar algo que no vivió personalmente pero que necesitaba contarlo… Cuando lo mínimo se hace máximo. Cuando la empatía fluye, como ese Moldava, siempre presente.

Un libro que hace historia. 

“Muy pronto entendí que a Teresa había que leerla entre líneas. Y que la ciudad que Teresa describía en Testament a Praga ─la que quedó en su interior y guardó para siempre─ había sido construida a base de música clásica, de visitas a los museos, de los sonidos del idioma checo, de paseos junto al Moldava… La Praga de Teresa era la Praga del ámbito doméstico, la de los gestos cotidianos, la de las experiencias sensoriales. Pero no la Praga de la política, la de los congresos del PCE, la del trabajo, la de la ansiada vida junto a los camaradas exiliados. Porque quizás fue la vida misma, y no solo las experiencias vividas, la que atropelló a Teresa en Praga, la que le pasó por encima y a la que, aún así, sobrevivió. La vida a la Teresa respondió con un giro de timón, abandonando a Barriga y comenzando una nueva etapa junto a Gregorio López Raimundo…” (p. 120-121)

Teresa Pàmies en México (1944).

Publicado en el Facebook de Montserrat Durán Albareda: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10223270547533543&set=a.10221739730824082&type=3&theater